Importancia del agua para el ser humano


Como elemento primordial del universo, puede ser que la importancia del agua para el ser humano a veces sea trivial. No obstante, la ciencia ha establecido que sin este vital líquido, la vida como la conocemos no existiría. Este recurso limitado cubre el 70% del planeta y la proporción del mismo en nuestros cuerpos es de un 60%. La existencia de los seres vivos gira en torno al agua, su uso y abuso, sus propiedades y benevolencias.

El agua, como elemento de uso diario para nuestras actividades, se utiliza de distintas formas. Es necesaria para diversas tareas domésticas como lavar ropa, platos, regar las matas o como parte de la higiene personal. Asimismo, resulta fundamental para mantenernos hidratados, regular las funciones del organismo y la microcirculación de tejidos y órganos.

Chica bebiendo agua.

Chica bebiendo agua. Fuente: Freepik

Asimismo, la raza humana ha aprovechado las cualidades del agua para su alimentación, utilizándola para la ganadería y la agricultura. Es un componente indispensable para la industria, la generación de electricidad mediante energía hidráulica y los procesos de producción.

El agua regula la temperatura terrestre y es el único elemento presente en estado líquido, sólido y gaseoso. Muy a pesar de que nuestro planeta está cubierto por ella, solo el 5% es agua dulce. De esta proporción, el 3% representa la totalidad que es depurable y el otro 2% está contenido en los glaciares.

Similarmente que con los diversos tipos de energía, el desarrollo sostenible depende del uso eficiente del vital líquido. Lamentablemente, no nos percatamos que al usar el baño gastamos 70 litros de agua al jalar la cadena. Una llave que gotea desperdicia 75 litros diarios, una Coca-Cola precisa de 200 litros y un solo huevo de 400.

El agua para el ser humano y su relación con la salud

Debido a sus propiedades inherentes, gracias a este elemento se pueden formar el ADN y el ARN. Eso implica que el agua está indivisiblemente vinculada al desarrollo de las distintas formas de vida. El agua para el ser humano es tan necesaria que nadie puede sobrevivir más de 3 ó 5 días sin líquidos.

Muchos estudios han determinado que una buena hidratación ayuda a humectar la piel y llevar a cabo nuestra rutina diaria. La ingesta adecuada del vital líquido también mejora la digestión, elimina toxinas y alivia el estreñimiento. De igual forma, su incidencia sobre el funcionamiento adecuado del organismo reduce la aparición de ciertos tipos de cáncer.

Calidad del agua

La ingesta de agua para el ser humano le aporta nutrientes e hidratación, por lo que debe consumir 2 litros diarios. Sin embargo, el agua potable se está convirtiendo en un bien escaso y su contaminación afecta a poblaciones menos favorecidas. Tanto es así que 2.400 millones no tienen garantizado el saneamiento básico y 760 millones no tienen acceso agua apta para uso y consumo.

La situación es preocupante al considerar que no tener agua o consumirla contaminada es una de las principales causas de mortalidad infantil. Los países en vías de desarrollo sufren la pérdida de 3 millones de personas cada año por esta situación. Hoy en día, el 0,006% del agua es potable, por lo que resto necesita procesos de filtrado para su consumo.

Ciertamente la calidad del agua es variable y en muchos casos puede ser utilizada con distintos propósitos. Las causas para que esto suceda pueden ser diversas, como naturales, geológicas, artificiales o por influencia del ser humano. El problema de dicha contaminación se debe a la gestión inadecuada del tratamiento de residuos humanos, industriales y agrícolas.

En adición, otros problemas típicos relacionados con la contaminación y la escasez producen enfermedades de toda índole. La sequía destruye los cultivos y la tierra fértil, mientras que el uso indebido de fertilizantes intoxica las aguas subterráneas. Además, las sustancias químicas de las industrias se mezclan en la atmósfera, produciendo la nefasta lluvia ácida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *