Importancia del agua


La palabra agua procede del latín “aqua”. Es una sustancia vital para la vida y el bienestar de todas las formas de vida conocidas. Desde el punto de vista químico está formado por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno (H2O). Esta sustancia puede presentarse en tres estados diferentes, líquida, sólida o vapor. La forma líquida es la que generalmente se denomina agua.

Es un elemento que se encuentra en todo el sistema solar como han demostrado estudios recientes. En forma sólida, denominada hielo, es la base de los cometas. En la forma vapor constituye las colas de estos comentas.

La escasez de este bien en la naturaleza conlleva un serio problema. Se hace un llamamiento a la moderación a la hora de emplearla por parte de la población mundial. Representa entorno al 71 % de la superficie de la Tierra. Donde se encuentra la mayor proporción es en los océanos localizándose el 96,5 %. El 3 % es dulce y el resto de la existente es salada.

Propiedades químicas y físicas de esta sustancia

Fue descubierta por Henry Cavendish en 1781 como sustancia compuesta, no como elemento que era lo que se pensaba en la antigüedad. Antoine Laurent de Lavoisier expuso que estaba compuesta por oxígeno e hidrogeno, pero hasta 1804 Joseph Louis Gay-Lussac no pudo demostrar que la composición de esta sustancia eran dos volúmenes de hidrógeno y uno de oxígeno.

Gota de agua.

Gota de agua. Fuente: Pixabay

Esta sustancia en condiciones normales de temperatura y presión se encuentra en estado líquido. Al contener en su composición oxígeno que posee una electronegatividad mayor que la del hidrógeno, presenta polaridad. La carga negativa que presenta el oxígeno es superior a la carga positiva que tiene el hidrógeno, por tanto, aparece un momento dipolar eléctrico importante. Este es el responsable de la tensión superficial del agua.

Su punto de ebullición está muy relacionado con la presión atmosférica. De esta manera, la temperatura a la que pasa de líquido a vapor a nivel del mar es 100 ºC mientras que en la cima del Everest es 68 ºC. Es el disolvente universal, capaz de disolver muchos tipos de sustancias. Es miscible con gran cantidad de líquidos, dando lugar a un líquido homogéneo. Los aceites son inmiscibles con el agua formando una capa en su superficie.

Sus moléculas están fuertemente unidas por puentes de hidrógeno haciéndola un líquido casi incompresible, es decir, que no puede comprimirse. Presenta la propiedad de poder absorber grandes cantidades de calor debido a estos puentes de hidrogeno que presenta. Este aspecto la convierte en una sustancia capaz de controlar los cambios de temperatura al modificarse ésta muy lentamente.

Importancia del agua para la vida

Es el principal componente del cuerpo humano. No es posible estar muchos días sin beberla, más de cinco o seis días de abstinencia puede poner en peligro la vida. Al nacer, los humanos presentan un 75 % de esta sustancia vital y a medida que se crece se desciende esa cantidad al 60 %. Esa agua se encuentra formando parte de las células, conocida como intracelular. El resto es extracelular, circula en la sangre y baña los tejidos.

En las reacciones de combustión que tienen lugar en el interior de las células se generan pequeñas cantidades de esta sustancia vital. La forma metabólica de esta sustancia es la que emplean los animales que viven en condiciones desérticas como los camellos, que aguantan sin beber mucho tiempo al quemar las grasas presentes en sus jorobas.

El organismo pierde esta sustancia vital por distintas vías. Debe ser recuperada mediante la ingesta para evitar la deshidratación. Resulta imprescindible para la vida, dado que es el medio en el que se producen las principales reacciones que nos permiten continuar con vida. De esta manera, las enzimas responsables de la transformación de ciertas sustancias empleadas para generar energía y materia, requieren de un medio acuoso, para adoptar la forma activa que les permite desarrollar su función.

La temperatura del organismo se regula gracias a la evaporación de esta sustancia. Sudando o perdiéndola por las mucosas se ajusta la temperatura del cuerpo cuando la temperatura exterior es muy elevada. El medio acuoso es la forma en que el cuerpo elimina las sustancias de desecho y transporta los nutrientes y el oxígeno entre las células.

Bibliografía:

http://www.who.int/topics/water/es/
http://www.aula21.net/nutricion/agua.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *