Importancia del atletismo


El atletismo es un conjunto de disciplinas deportivas que incluye pruebas muy variadas, como la velocidad, las vallas, los saltos y lanzamientos. Es considerado el deporte más antiguo. Su importancia es tal que es considerado por muchos el deporte rey. Se le atribuyen valores como el desarrollo motriz, muscular o la autoestima y capaz de superación.

El origen del mismo se remonta a la antigua civilización griega y ya en aquella época existía una clara reglamentación. En relación a la época actual, su mayor importancia coincide con el inicio de los Juegos Olímpicos en el año 1896. En estos, inspirados en los antiguos juegos griegos, es el deporte estrella.

Atletismo, prueba de velocidad.

Atletismo, prueba de velocidad. Fuente: Pixabay

Las diferentes disciplinas que se practican en el atletismo representan velocidad, fuerza, agilidad y capacidad de superación. Desde el punto de vista del espectador, es un deporte muy plástico y de gran belleza. Los valores que trasmite el atletismo, solo ensombrecidos por algunos casos de dopaje, son ejemplo para otras prácticas deportivas.

La gran variedad de pruebas que se pueden realizar dentro del atletismo hace que sea un deporte muy practicado. Niños, atletas profesionales, jóvenes y veteranos pueden competir conjuntamente y conseguir sus clasificaciones individuales.

El atletismo en la edad infantil

Si ya nadie duda de la importancia del deporte para la salud, este es un deporte idóneo para los niños. En una sociedad con un problema creciente de obesidad infantil, el atletismo se caracteriza por ofrecer pruebas que se adaptan a cada niño.

De esta forma, los más ágiles disfrutan participando en carreras cortas y muy rápidas o saltando vallas. Y los niños que tienen menos capacidad física o tienes sobrepeso, pueden aficionarse al deporte con las pruebas de lanzamiento.

En las escuelas atléticas, los niños pasan por todas las pruebas y descubren la que se adapta a sus posibilidades. También, los entrenadores identifican a los mejores atletas que poco a poco pasan a las escuelas de tecnificación.

Es habitual organizar competiciones por equipos, en los que cada niño participa en su prueba. Con ello, se consigue fomentar el trabajo en equipo y se aprovechan las ventajas de la competición individual. El ambiente deportivo de este tipo de pruebas suele ser excelente.

Las pruebas atléticas en la edad adulta

Sin ninguna duda, el atletismo de élite es un deporte muy exigente. Solo los mejores deportistas son capaces de llegar a niveles de excelencia y a convertirse en personajes muy relevantes. No obstante, a nivel de aficionado se puede practicar a todas las edades.

De hecho, las competiciones en pista de los atletas veteranos son muy frecuentes. Deportistas de todas las edades no dudan en realizar las pruebas de saltos, lanzamientos o velocidad. En ellas compiten con deportistas de su edad, con lo que las pruebas están muy equilibradas.

Las carreras populares se han convertido en un fenómeno social. Basta con echar una ojeada al calendario de la federación española para confirmarlo. Cientos de corredores de todas las edades salen a las calles a correr. Hay carreras de unos pocos kilómetros, medias maratones, maratones o carreras más largas.

Las carreras han tomado las calles y han generado hábitos de vida saludables. Es habitual ver corredores en las aceras de las ciudades y en los parques. Son deportistas que están entrenando para carreras o que han descubierto el placer de correr. Solo bastan unas buenas zapatillas y la voluntad de correr.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *