Importancia del baloncesto


El baloncesto es uno de los deportes más populares en buena parte del planeta. Se inventó a finales del siglo XIX por James A. Naismith que solo quería encontrar un deporte que se pudiera practicar bajo techo durante el invierno estadounidense.

Hoy en día es una de las industrias más importantes del citado país gracias a la NBA. Es un deporte profesional que mueve millones de dólares y que incrementa la cuenta de resultados de la hostelería y negocios relacionados.

Baloncesto – Fuente: Pixabay

En el presente artículo nos centraremos más en los beneficios físicos y psíquicos de la práctica de esta actividad. Comentaremos su accesibilidad, la facilidad con la que cualquiera puede jugar un partido y sentirse mejor.

Terminaremos con una conclusión, o comentario general, en el que confirmaremos la importancia de este deporte para el ser humano.

Beneficios físicos del baloncesto

La práctica del baloncesto mejora la salud en general. Es un ejercicio aeróbico que refuerza la salud cardiovascular en particular. El tren superior e inferior logra una mayor elasticidad y resistencia.

Ayuda a eliminar la grasa acumulada, a bajar el nivel de colesterol y a reforzar el sistema inmune. Las articulaciones se refuerzan de forma natural así como los huesos que ganan en masa ósea.

Mejora los reflejos, motiva al jugador a superarse, permite disfrutarlo casi en cualquier parte y nos protege de posibles enfermedades.

A esta aportación a nuestro estado de salud hemos de añadir los aspectos positivos a nivel mental que comentamos a continuación.

Aspectos positivos para la mente del baloncesto

Tras un partido el cerebro genera endorfinas, hormona de la felicidad, y ese bienestar proviene directamente de lo que supone jugar un partido. Se suele jugar en equipo, hay que diseñar las estrategias sobre la cancha, la lucha cuerpo a cuerpo estimula al cerebro para convertir el juego en placer.

Si los jugadores son adolescentes o jóvenes no solo se beneficiarán de lo arriba expuesto sino también de la imitación de sus ídolos. Estos deportistas tienen miles de seguidores que, afortunadamente, apuestan por esta actividad para completar su tiempo de ocio.

Un equipo de baloncesto es como un rompecabezas perfecto en el que cinco personas cumplen con su cometido. Hay una mayor unión entre los jugadores que, por ejemplo, en el fútbol donde hay muchos metros de distancia entre las distintas líneas del equipo.

Es ,en definitiva, un deporte de equipo, de unión y de colaboración. De ahí que la mente produzca las citadas hormonas para felicitarnos por el trabajo bien hecho.

Conclusión

El baloncesto ha sido el refugio idóneo para muchos jóvenes con destino incierto. A cualquiera que lo practique le aportará resistencia física, mejora de salud en general y estabilidad mental.

Tan simple deporte sigue cumpliendo a la perfección tanto su labor primigenia como la adición de unas nuevas virtudes que hemos venido desglosando.

En muchos países este deporte es de las pocas cosas que se pueden hacer en libertad sin que nadie salga malparado. Quizás por haber sido válvula de escape de miles de personas ha llegado a convertirse en lo que es hoy.

Olvide la parte crematística del deporte, que también tiene su importancia, y piense en cómo esta actividad ha cambiado la vida de miles de personas a nivel físico y mental. De ahí su importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *