Importancia de beber agua


El agua es esencial para hidratar nuestro organismo y mantener sus funciones vitales activas. También regula nuestra temperatura corporal y participa en la desintoxicación y expulsión de los productos de desecho. La importancia de beber agua es indiscutible.

Cumple una función transportadora, ya que distribuye los nutrientes por el interior del organismo, junto con el oxígeno. Las células contienen agua tanto en su composición interna como externa. Si el cuerpo recibe poco líquido el mecanismo orgánico puede sufrir fallos o incluso dejar de funcionar.

El agua es un recurso de la naturaleza y todo ser vivo necesita de ella. Nuestro cuerpo está compuesto por un 80% de agua. El cerebro tiene nada menos que un 70%, mientras que la sangre contiene un 80% y los pulmones casi un 90%. Beber agua es esencial para sobrevivir y que nuestros órganos funcionen correctamente.

Beneficios del consumo de agua

Beber agua con asiduidad aporta grandes beneficios. Tales como reducir la aparición de problemas cardiovasculares o ayudar a combatir las infecciones de tipo viral. También mantiene la piel y el cabello sano e hidratado y ayuda a prevenir los cálculos renales.

Pareja bebiendo agua.

Pareja bebiendo agua. Fuente: Pixabay

Se recomienda consumir unos dos litros de líquido como mínimo, entre alimentos y bebidas. En los meses de verano es conveniente aumentar en un litro la ingesta de agua porque perdemos mayor cantidad. Cuando nuestro cerebro nos indica que tenemos sed, en realidad, nos está enviando la señal de ligeros síntomas de deshidratación.

Las frutas, hortalizas y verduras contienen grandes cantidades de agua que nos aportan una buena dosis del líquido diario que necesitamos. La alimentación sólida complementa nuestra dieta líquida diaria para alcanzar el mínimo de líquido necesario. Su importancia ha hecho que se convirtiera en un derecho fundamental.

¿Cuánta agua debemos beber?

Beber un vaso de agua al levantarnos, en ayunas, supone activar el metabolismo y nuestro cerebro. También es recomendable tomar otro vaso antes de acostarnos. Seremos menos propensos a sufrir calambres y ayudaremos al cuerpo a eliminar los desechos más fácilmente.

Beber poca agua puede producir un mal funcionamiento en nuestro organismo o ralentizar sus tareas. El cuerpo debe asimilar esa poca cantidad de agua proporcionada para trabajar con ella por todo el cuerpo. Podemos sobrevivir sin comer durante varios días, pero no sin beber.

Asimismo, el hecho de beber una ingente cantidad de agua puede producir diferentes problemas corporales a nivel general. La denominada potomanía, u obsesión por beber agua, también se ha puesto de moda. Sin embargo, un exceso de hidratación puede provocar problemas renales, musculares…

Composición y cantidad

¿Cuál es su composición? Está formada por átomos, dos de hidrógeno y uno de oxígeno. El átomo de mayor tamaño es el de oxígeno y, por tanto, tiene una mayor cantidad de electrones. El compuesto tiene una carga negativa en el átomo de oxígeno y positiva en dirección a los de hidrógeno.

Nuestro planeta contiene unas tres cuartas partes de agua. Los mares y los océanos cubren más de un 90% de ese total. Mientras que, la parte restante corresponde a ríos, lagos y otro tipo de fuentes acuíferas. Todos los seres vivos necesitamos beber agua y, por tanto, compartimos esta necesidad fisiológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *