Importancia del cuidado del medio ambiente


El desarrollo sostenible se ha convertido en una de las prioridades para gobiernos y activistas por igual. De hecho, el cuidado del medio ambiente es un pilar primordial para que esta idea se concrete en algún momento. Esto implica proteger el entorno, la vida circundante y los recursos que contiene. El abuso, el maltrato y la explotación del mismo han conllevado a las consecuencias que padece el planeta.

Cuidado del medio ambiente – Fuente: Pixabay

El medio ambiente, que representa un sistema que condiciona a los seres vivos y las interacciones entre sí, es indispensable. En él están incluidos elementos naturales y artificiales que pueden ser o no alterados por el hombre. Asimismo, del entorno obtenemos el alimento, el agua, los combustibles y las materias primas para el desarrollo de las sociedades.

En concordancia, el entorno es una entidad que precede a la raza humana, pero que recientemente ha adquirido notoriedad por el cambio climático. Las civilizaciones antiguas comprendían que el destino del hombre estaba irremediablemente ligado al ambiente y sus fluctuaciones. No obstante, las sociedades modernas se han dedicado a explotar y capitalizar todo aquello que les rodea.

Lamentablemente el cuidado del medio ambiente se ha convertido en una cruzada para salvar la integridad de la Tierra. Y muy a pesar de las claras señales sobre el deterioro ambiental, la humanidad sigue empeñada en el desarrollo a toda costa. Para salvaguardar lo que queda, resulta necesaria la concienciación, la educación y la valoración de lo representa el entorno.

Iniciativas generales e individuales para el cuidado del medio ambiente

Dentro del universo de alternativas para un desarrollo sustentable se están haciendo importantes esfuerzos. El reciclaje, la energía solar o eólica, ciudades eco amigables, coches eléctricos, combustibles alternativos, permacultura e incluso eco aldeas son ejemplos notables. La globalización y el internet permiten que las personas estén más informadas y conscientes de los cambios que deben implementarse.

Consecuentemente, el cuidado del medio ambiente debe empezar por las personas, los lugares que habitan y sus hábitos. Estrategias como el asilamiento de las casas, el ahorro consciente del agua, un consumo energético eficiente, entre otros, son muy importantes. Hay toda una serie de prerrogativas que podemos utilizar para ayudar a preservar nuestro entorno y hacerlo más sustentable. Incluso algunos países promueven esta cultura activamente, lastimosamente representan una minoría.

Asimismo, nunca es tarde para empezar a clasificar los residuos sólidos y orgánicos para reciclar, reutilizar o abonar. Hay que abogar por una movilización más ecológica y tratar de dejar el coche en casa. Es importante no abusar de la energía eléctrica, por lo que hay que aprovechar lo más posible la luz natural.

Factores que afectan al medio ambiente

Existen muchas variables dentro la dinámica existencial que pueden afectar el entorno, interrumpir sus ciclos naturales y modificar su funcionamiento. Entre ellas se puede mencionar la geografía física, como el deterioro de los casquetes polares (Antártida) y la tala de las selvas tropicales. Y también hay que agregar la expansión de los desiertos como el Sahara.

Además, el aumento de la población, que representa la variable demográfica, implica más seres humanos, más recursos y más consumo. A ello puede añadirse la contaminación, que puede ser por gases, por productos tóxicos, desechos radiactivos, entre otros. Y no podemos olvidar que la producción de alimentos y la agricultura intensiva han sido fenómenos impactantes.

Sumado a todo lo anterior, podemos incluir en esta categoría esos eventos que han marcado la historia. Las guerras, las tragedias como Chernobil y Fukushima, la destrucción de la capa de ozono son pequeñas muestras. Las secuelas son evidentes y representan el potencial de lo que se puede hacer a favor del cuidado del medio ambiente y de lo que no.

Es cierto que la protección del medio ambiente está enfocada en la salud y el bienestar de las personas. Pero también es claro que la humanidad ha sido la causante de la mayor parte de la degradación de su entorno. Pensando en estos factores es que se hace necesario un cambio radical de actitud en todos los niveles: niños, jóvenes y adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *