Importancia del desayuno


El desayuno es la «primera comida del día» durante la mañana. Tras haber cenado, el cuerpo se somete a un ayuno de varias horas tras las que necesita alimento para comenzar el día en plenitud de facultades. Desayunar de forma incorrecta, o no hacerlo, conlleva que el cerebro no tenga la glucosa necesaria para funcionar.

También provoca que la persona engorde por lo que resulta vital desayunar de forma correcta. El organismo necesita una serie de nutrientes esenciales para volver a reactivarse tras el sueño. Sin ellos no funcionará correctamente.

Del la manera de desayunar dependerá también que ganemos peso o no. Hacerlo mal conlleva tener hambre entre horas y comer alimentos con un alto nivel de grasa. El aumento de peso es la consecuencia lógica de esta mala costumbre.

¿Por qué es importante el desayuno?

El cerebro viene, al despertar, de un modo stand by y necesita ponerse en marcha. Si no recibe la energía suficiente la tomará de otras partes del cuerpo. Esta situación provoca desequilibrios en los niveles de azúcar que terminan provocando cansancio y mal humor.

Tostadas como parte del desayuno.

Tostadas como parte del desayuno. Fuente: Pixabay

Es importante mencionar que cuanto más completo sea el aporte de vitaminas y proteínas en esta comida, mejor reaccionará el organismo. Así pues, La combinación de proteínas vegetales, vitamina C, omega 3, fibra, cereales y calcio (si se toma el café con leche) es más que suficiente para que el organismo reponga las fuerzas perdidas.

Debemos también tener en cuenta que escoger alimentos saludables no solo servirá para obtener una proteína de mayor calidad. También ayudará a bajar el nivel de colesterol y reforzar el sistema inmune.

Por lo tanto, se puede concluir que esta comida es la más importante del día para poner el cuerpo en marcha de cara a la jornada que tenemos por delante.

¿Qué ocurre si no se desayuna?

Se pierde la concentración, se está de mal humor y con poco ánimo para hacer nada. El cerebro ha descansado y se ha «reprogramado» durante el sueño. Si al volverse a encender no tiene energía no logra su objetivo.

Al no recibir glucosa el cuerpo gastará otras reservas provocando una pérdida de energía. Los niños en edad escolar necesitan desayunar correctamente para evitar problemas de aprendizaje.

El estado del cuerpo y de la mente dependen pues de desayunar correctamente. Los estudios realizados a personas que desayunan bien y a los que no lo hacen arrojan resultados más que concluyentes para afirmar lo arriba expuesto.

Desayunando productos naturales que aporten nutrientes esenciales se logrará rendir más, aprender mejor y mejorar el estado físico en general.

Elementos básicos de un buen desayuno

Cereales. Puede provenir del pan o de unos cereales sin exceso de azúcar. Aportan vitaminas, minerales y fibra, fundamental para el correcto funcionamiento del aparato digestivo.

Lácteos. A escoger. Leche, queso o similares no han de faltar por su aporte en calcio. Fruta. Por su aporte de vitaminas, fibra y proteínas es fundamental para el correcto inicio de cada día.

Embutido. Siempre de carne blanca y sin grasa. Aportan proteínas fundamentales y son pura energía. Con la combinación de los alimentos antedichos logrará desayunar correctamente y recargar su organismo.

La importancia del desayuno es, según hemos expuesto, vital para tener una vida saludable y sana. Solo así se puede mejorar la salud cerebral, física y psíquica. Recuérdelo mañana cuando se despierte.

Bibliografía:

http://www.sabormediterraneo.com/salud/desayuno.html
http://www.nutricionysalud.net/importancia-del-desayuno.html
http://www.alimentacion-sana.org/informaciones/novedades/desayuno.htm
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *