Importancia de la ecología


La ecología es la ciencia que estudia todas las relaciones de los organismos con el medio ambiente. Del griego óikos (casa, morada) y –loguía (estudio), significa literalmente “estudio de la casa”. Establece los principios generales bajo los cuales operan las comunidades naturales y sus diferentes integrantes. Y tiene como objetivo principal enseñar al ser humano a utilizar los recursos de la tierra de forma responsable.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, la ecología comenzó a crecer en relevancia. La preocupación por el ambiente ha ido de la mano con el daño que el ser humano le ha ocasionado.

La sociedad moderna, en su afán de lograr mayor bienestar y riqueza, requiere de más bienes y servicios que antes. Las empresas trabajan a marchas forzadas para estar a la par de dicha demanda.

Bosque en representación de la ecología.

Bosque en representación de la ecología. Fuente: Pixabay

Desde luego, una mayor producción implica una mayor explotación de los recursos naturales. También conlleva un aumento en el volumen de desechos. Debido a estas prácticas irresponsables, los ecosistemas muestran señales de agotamiento y enfermedad.

Cada año, se extinguen miles de especies y se reduce la extensión de áreas verdes en forma dramática. Asimismo, la contaminación del suelo, el agua y el aire es una preocupante realidad. Gracias a la ecología, sabemos por qué la Tierra se ha mostrado tan vulnerable al abuso del hombre.

Tres leyes de la ecología

Todos los elementos naturales se relacionan entre sí. Plantas, animales, ecosistemas y ciclos naturales interactúan entre sí de forma muy compleja. Cualquier cambio puede ocasionar una reacción en cadena. Esto puede afectar el delicado equilibrio ecológico de una manera difícil de predecir.

Todos las cosas van a parar a alguna parte. El hogar terrestre cuenta con una especie de sistema cerrado. Este mecanismo le permite reciclar los desechos una y otra vez. Pero si alguno de sus ciclos se ve alterado, los desechos no se eliminan correctamente. Desde luego, esto afecta la vida en la Tierra.

La naturaleza es la más sabia. Los sistemas terrestres funcionan mejor por sí solos, sin interferencia del hombre. Por lo tanto, el ser humano no debe modificar estos procesos. Más bien, debe cooperar con ellos.

Una mayor comprensión de estas verdades fundamentales ha permitido tomar acciones para reducir el daño ambiental. Los logros conseguidos destacan la importancia de la ecología. Hablemos de algunos de ellos.

Cómo influye la ecología en nuestras vidas

Mejora nuestro entorno. Determinar cuáles hábitos humanos afectan el ambiente ha permitido salvar muchos ecosistemas. Por ejemplo, los ecologistas descubrieron el daño que ocasionan algunos detergentes y fertilizantes a las especies acuáticas. Ante esto, emitieron una serie de recomendaciones. Las comunidades que hicieron caso de estas, lograron la recuperación de sus valiosos ríos y lagos.

Protege nuestra salud. Desde hace décadas, se sabe que la contaminación es responsable de toda clase enfermedades. Actualmente, la acumulación de desechos sólidos, la emisión de gases contaminantes y la expulsión de productos químicos en las aguas se consideran un problema de salud pública.

A fin de reducir los niveles de contaminación, se han aplicado ciertas medidas. Las principales son el reciclaje, la instalación de filtros en fábricas y vehículos y el tratamiento de los desechos. Como resultado, en muchos países se ha logrado reducir la tasa de afecciones ocasionadas por la polución.

Protege la vida animal y vegetal. Las especies de nuestro planeta están bajo constante amenaza. Todos los días, los ambientalistas luchan por protegerlas, y sus logros han sido significativos. Muchos seres vivos se han salvado de la extinción.

Bibliografía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *