Importancia de la educación física


La educación física es una disciplina diseñada para la formación teórica y práctica sobre el conocimiento del cuerpo humano y la práctica deportiva. Incluye la realización de diferentes deportes, tanto individuales como colectivos, actividades de expresión corporal y rítmicas y conocimientos teóricos. La importancia de la educación física reside fundamentalmente en su relación directa con la salud, pero también con el fomento de otros valores como el trabajo en equipo, el respeto o la tolerancia.

Es sobradamente conocido que la obesidad es una de las enfermedades con más prevalencia en las sociedades modernas, con consecuencias muy negativas para la salud. En este contexto, la educación física tiene un papel muy relevante, pues la falta de actividad física ha sido identificada como uno de los factores determinantes de esta enfermedad.

Los hábitos de los jóvenes y niños han cambiado radicalmente y se han impuesto actividades que han aumentado el sedentarismo de forma muy notable. Este hecho se está traduciendo en un alarmante aumento de la obesidad infantil, con consecuencias muy graves para la salud, a corto y a largo plazo. En este punto, las aportaciones de los profesores de educación deportiva son de vital importancia.

La importancia de educación física en la adolescencia y la infancia

Uno de los principales objetivos de la educación física en los primeros años de formación es el establecimiento de hábitos de vida saludables y duraderos. Para ello, resulta fundamental concienciar a los más pequeños sobre la importancia del deporte, de la vida activa y de la alimentación equilibrada.

Niños jugando al fútbol.

Niños jugando al fútbol. Fuente: freeimages

Resulta frecuente encontrar en las aulas niños con problemas de obesidad y que tienen dificultad para realizar actividades deportivas. Los mejores profesores de educación física son aquellos que son capaces de hacer partícipes a todos los alumnos de las actividades deportivas. Para ello es preciso determinar con rigor la intensidad del ejercicio y fomentar la práctica de ejercicios de intensidad moderada.

Existen numerosos métodos para medir la intensidad del ejercicio, algunos de ellos muy sencillos de determinar, como es el test del habla. Así, si se puede mantener una conversación normal mientras se realiza una actividad física, ello quiere decir que esta tiene una actividad leve. Si el habla surge con mayor dificultad, la intensidad es moderada y si va acompañada de jadeos, la intensidad es alta.

Los ámbitos de actuación de la educación para el deporte y la salud

La creación de hábitos saludables es, sin duda, el primer aspecto que acude a la mente cuando se habla de educación física. Estos hábitos no solo están relacionados con la práctica regular de deporte, sino también con la higiene corporal, con la corrección postural, con los buenos hábitos alimenticios y también con un conocimiento básico de primeros auxilios.

Un segundo ámbito tendría que ver con el desarrollo de la condición biológica, muy ligado con el desarrollo de las capacidades de cada individuo. Dependiendo de cada personal, la práctica deportiva se orientaría a la mejora del rendimiento físico, para los deportes de competición, o hacia el ejercicio físico orientado a la salud.

El tercer ámbito que se podría señalar tiene que ver con el uso adecuado de instalaciones deportivas, del material requerido para cada disciplina y de la vestimenta necesaria para practicar cada deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *