Importancia de la electricidad


La electricidad es una forma de energía a la cual se le pueden atribuir muchos de los avances existentes actualmente. Abarca todo fenómeno que tenga lugar debido a la presencia de cargas eléctricas. De forma muy general su origen se encuentra en el tipo de interacción que exista entre los protones y los electrones, que puede ser positiva o negativa.

Está presente de forma natural en una gran cantidad de fenómenos. Son ejemplos de ello los rayos o la electricidad estática. Presenta una gran cantidad de usos que han ido aumentando a lo largo del tiempo a medida que se descubrían nuevas aplicaciones de este fenómeno.

Composición en representación de la electricidad.

Composición en representación de la electricidad. Fuente: publicdomainpictures

El conocimiento de las corrientes eléctricas viene desde querer saber exactamente que eran. Se conocía su existencia, debido a que en la naturaleza se podían observar. Este era el caso de ciertos peces que proporcionaban descargas. La comprensión de este fenómeno llevó un cierto tiempo en la historia, así como aprender a sacarle partido al mismo.

Constituye una forma de energía que posibilita la realización de una gran cantidad de tareas sin las cuales la vida podría resultar mucho más complicada. Está presente en infinidad de disciplinas cuya influencia en la vida es fundamental como por ejemplo la medicina. El desarrollo de determinadas pruebas médicas está ligado al uso de esta forma de energía, mostrando su importancia.

Evolución a lo largo del tiempo

Desde hace mucho tiempo, el ser humano ha mostrado su interés por esta forma de energía dado que enseguida fue capaz de vislumbra el potencial e importancia de la misma. El inicio de los estudios dirigidos a evaluarla y poder comprenderla tienen su inicio en el siglo XIX. Benjamín Franklin mostró un gran interés por conocer si los relámpagos eran un fenómeno eléctrico. Para poder demostrarlo ideó un experimento en 1752 que puso en práctica un día de tormenta llegando a la conclusión de que sí, contenían energía eléctrica.

Fue en 1820 cuando Hans Christian Orsted consiguió averiguar que la corriente eléctrica genera un campo magnético, momento en que comenzó a asociarse la electricidad con el magnetismo. Un momento decisivo para el estudio de este fenómeno fue el invento del foco eléctrico. Este hecho se produjo en 1870 por parte de Thomas Edison.

La aparición de este foco eléctrico tenía su base en la observación de los relámpagos y en la idea de poder utilizar algo similar, pero para uso doméstico. Empleando una baja corriente, un globo en el que se había hecho el vacío y un filamento pequeño y carbonizado fue capaz de producir una fuente de energía duradera.

Importancia de la electricidad

Constituye un servicio de primera necesidad para poder llevar a cabo una gran cantidad de tareas. Desde la iluminación de una estancia, hasta poder mantener los alimentos en perfectas condiciones, esta forma de energía se ha convertido en la base de una gran cantidad de funciones.

Actualmente existen muchas formas de poder obtener este tipo de energía tan imprescindible para la vida. Así por ejemplo, aparece lo que se denomina energía limpia que permite obtener energía mediante la quema de combustibles fósiles. La transformación de la fuerza del viento también permite generar energía eólica que puede transformarse de una forma sencilla en energía eléctrica.

Es la base de la transmisión de datos en la época actual. Gracias a ella se dispone de televisión, de radio, de teléfono o de ordenadores, sistemas que permiten compartir información y favorecen el avance de la sociedad. Sin ellos los individuos estarían aislados y no podrían conocer todo lo que acontece en su entorno.

Está presente casi en cualquier aspecto de la vida actual, lo que demuestra sobradamente la gran importancia que esta forma de energía, que la naturaleza nos brindaba desde los inicios, posee. El desarrollo de la industria está íntimamente relacionado con esta forma de energía, dado que ha hecho posible la introducción de maquinaria capaz de producir un alto rendimiento en poco tiempo.

Bibliografía:

http://www.electricalfacts.com/neca/science_sp/electricity/history_sp.shtml

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *