Importancia del fútbol


El fútbol se define como el deporte practicado por dos equipos formados por once jugadores. El objetivo es, siguiendo el reglamento, meter el balón en la portería rival. Tan sencilla definición encierra mucho más de lo que parece un simple deporte.

A nivel económico es uno de los grandes revulsivos de la ciudad donde se juega un partido de importancia. A nivel social es una manera más de pasar el tiempo de ocio. A nivel físico supone una serie de beneficios más que importantes para la salud.

Fútbol – Fuente: Pixabay

La sencillez de sus reglas, la posibilidad de ser jugado en cualquier lugar, la pasión que levantan los equipos y la afición al mismo son factores para nada deleznables. Su éxito va ligado al de sentirse parte de un grupo y por extensión de buena parte de la sociedad.

Analizaremos a continuación los factores arriba indicados haciendo hincapié no tanto en lo crematístico como en lo social y saludable.

El fútbol, deporte saludable

Uno de los aspectos más importantes de este deporte es su carácter saludable. Para practicarlo hay que correr, caminar, y mover las extremidades inferiores. Es un ejercicio cardiosaludable que también aumenta los reflejos y mejora la visión espacial.

Que los niños se aficionen pronto a jugar es una perfecta manera de evitar problemas como la obesidad y el sedentarismo.

La sensación psicológica es también altamente positiva. Jugar en equipo genera oxitocina, hormona de la felicidad, y sentirse parte de un todo es muy positivo para la mente.

Los niños también aprenderán el paralelismo entre la propia vida y un partido. A veces se gana, otras se pierde y en muchas ocasiones se empata. Lo importante es participar en equipo como parte de la sociedad.

El fútbol y su aspecto social

Es complicado no ser de un equipo o no ver uno de los partidazos del año. Ver un partido es una actividad que se suele hacer en común. Se comparte afición, se comentan las jugadas, se liberan tensiones y sirve casi de terapia psiquiátrica para muchos.

Ir a un estadio, junto a los conciertos de música popular, es, posiblemente, de las pocas cosas que compartimos al mismo tiempo con miles de personas.

Este nexo de unión es tan antiguo como el hombre y herencia de otras costumbres como el circo romano.

Es una forma de entretenernos comunitaria que nos hace sentirnos parte de un grupo concreto y de la sociedad en general.

El fútbol como generador de riqueza

Sin entrar en detalles muy alejados del deporte, podría afirmarse que el fútbol genera riqueza. Muchos puestos de trabajo en el propio estadio, en los establecimientos de hostelería colindantes, en los medios de transporte y en toda la ciudad dependen del partido que se juega cada dos semanas.

La economía local mejora sensiblemente cuando un equipo está en primera división. Es una forma de activar a ciertos sectores de la sociedad y de mejorar los beneficios económicos de empresas y negocios.

Si a todo lo anterior le unimos los antedichos apartados se puede concluir que la importancia del fútbol es innegable. Saludable, terapéutico, factor económico e integrador son solo algunos de los múltiples calificativos que podrían usarse para hablar de este deporte.

Es cierto que hay otros aspectos negativos como el fanatismo y la corrupción. Dejando de lado este tipo de cuestiones, el deporte sigue siendo de los más seguidos por los motivos arriba expuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *