Importancia de la lectura


La lectura es el proceso por medio del cual las personas traducen, interpretan y comprenden un código o sistema de signos, que es un texto dotado de significado, como forma de obtener información y conocimiento.

Es una actividad que consiste en descifrar con la vista el valor fonético de los signos, mentalmente o en voz alta, como forma de entender, evaluar y utilizar la información obtenida para satisfacer nuestras necesidades sociales, comunicativas y de aprendizaje. También puede realizarse por medio del tacto a través del sistema Braile.

De acuerdo a la Teoría de la Información podemos entenderla como proceso informativo, dado que en ella se pueden identificar y establecer semejanzas con leyes de la información como la conservación, corriente y densidad de información. Además, se trata de uno de los procesos histórico-sociales más importantes que ha originado la humanidad conforme ha desarrollado el lenguaje.

Como actividad y proceso, la lectura está intrínsecamente ligada a la evolución del lenguaje, el idioma y el habla. Desde un punto de vista evolutivo, la capacidad del ser humano para leer a partir del desarrollo del lenguaje, constituye una de las cualidades por excelencia del ser civilizado que forma parte de una organización social compleja.

La interpretación de los signos también está relacionada con el habla y ligada históricamente con la escritura. Esta última constituye la modalidad gráfica de la palabra hablada, como expresión de los pensamientos, sentimientos y conocimientos del ser humano a lo largo de la historia. Así, el lector puede volver una y otra vez a los textos y cultivar sus saberes.

Lectura y aprendizaje

Leer nos da acceso a la información, historia y literatura de las sociedades del mundo, para aprender de ellas y desarrollar el pensamiento reflexivo. De ahí la importancia de la alfabetización (la capacidad de leer y escribir), y que esta sea considerada hoy un derecho universal y una prioridad de diversos organismos mundiales.

Niños leyendo.

Niños leyendo. Fuente: Pixabay

También, leer es sinónimo de crecimiento personal porque permite enriquecer el vocabulario, las palabras con las que nombramos y comprendemos al mundo, y que al mismo tiempo mejoran nuestras habilidades comunicativas y capacidad de análisis. Leer también nos brinda placer, nos permite recrearnos y, como seres creativos, estimular nuestra imaginación y creatividad.

Leer es a la mente como el ejercicio físico es al cuerpo. De acuerdo a la psicología evolutiva, entre los diversos tipos de inteligencia que existen, la inteligencia lingüístico-verbal es una de las más importantes por estar relacionada con el lenguaje y el pensamiento. Así, la lectura se erige como la herramienta más poderosa para su desarrollo.

Leer en la era tecnológica

Vivimos en lo que se ha denominado la sociedad de la información y del conocimiento, una época caracterizada por la superabundancia de información, a la cual tenemos acceso a través de multitud de medios como los diarios y la Internet. En este contexto, desarrollar la capacidad de recibir, procesar y transmitir información eficientemente cobra mayor importancia.

En este sentido, las habilidades y capacidades cognitivas que promueve el hábito de la lectura, cobran especial importancia en un entorno comunicativo signado por la presencia de las redes sociales y la emergencia de toda una variedad de dispositivos tecnológicos que, si bien encierran sus propios potenciales, podrían distraer del tradicional e insustituible hábito de leer un buen libro.

La actividad lectora en los niños

Leer con los niños es la mejor manera de crearles el hábito de la lectura. Este les traerá múltiples beneficios que los acompañaran a lo largo de la vida adulta. Como puerta al universo de la ficción y la fantasía, leer amplía su mundo desde temprana edad, estimulando sus capacidades mentales.

Estas incluyen el desarrollo de su memoria, el enriquecimiento del vocabulario, el conocimiento del mundo y de sí mismo y el estimulo de su imaginación y capacidad creativa. En fin, leer desde temprana edad constituye una herramienta poderosa para el crecimiento y el desarrollo armónico del potencial intelectual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *