Importancia de leer


El diccionario de la RAE define leer como «Pasar la vista por lo escrito o impreso comprendiendo la significación de los caracteres empleados». Otra acepción útil sería «Entender o interpretar un texto de determinado modo».

La lectura es el primer paso que da el ser humano hacia su realización como persona. Desde pequeños nos enseñan a leer los distintos caracteres que forman las palabras. Ellas sirven para interpretar la realidad y para entenderla mejor.

Sin la lectura resulta complicado conocer algo nuevo, consultar algo pasado e incluso interpretar lo que queramos escribir. Leer es un acto inseparable del ser humano por todo lo anterior.

Las virtudes de la lectura son múltiples y todas ellas beneficiosas para el cerebro y para la evolución del hombre. A continuación exponemos estas características que confirman la importancia de leer.

Efectos positivos de la lectura en el organismo

Chica leyendo. Importancia de leer.

Chica leyendo. Fuente: Pixabay

La lectura pone en marcha nuestro cerebro activando zonas que terminan conformando nuevas maneras de pensamiento. Cuando más se lee más se quiere leer. La diversión, o el conocimiento, que aporta un libro es incomparable a otro tipo de entretenimiento.

Intensifica la concentración y estimula la inteligencia. Para los niños es un acto fundamental que les ayuda a conocer mejor el entorno en el que desarrollan su vida. También les servirá, como a los adultos, para relajarse.

Los niños y jóvenes lectores sacan mejores notas que los que no lo son. Los adultos lectores mejoran su uso del lenguaje y adquieren cierto espíritu crítico. Ambos grupos de personas mejoran su inteligencia de forma implícita tras leer un libro.

La lectura también sirve de ejercicio preventivo contra enfermedades como el alzheimer. La mente se activa de una forma más que beneficiosa para la salud dando como resultado una salud mental más que positiva.

La lectura como entretenimiento

Muchas generaciones de españoles no cogen un libro como consecuencia de las lecturas obligatorias que tuvieron que padecer cuando eran estudiantes. Existe un libro para cada persona. Cualquiera puede convertirse en lo que quiera, aprender, investigar y conocer algo nuevo con un libro.

No solo hablamos de cómo se estimula la imaginación del lector o de cómo mejora su salud cerebral sino de algo más importante. La lectura es un hábito que ha de comenzar cuando la persona es un niño o una niña.

La clásica lectura de un cuento por las noches, el que sepan la temática del último libro que ha leído o que le vean divertirse mientras lee influye. Si optan por los videojuegos, por los ordenadores o por los teléfonos móviles ha de enseñarles que hay algo mejor que la electrónica.

Y ese algo es un libro. El mismo que ellos pueden escoger a su gusto para después ir leyendo y convirtiéndose en el protagonista de la historia que narra. Si se divierten con un libro no habrá videojuego que le quite el puesto a ese libro.

Leer en el siglo XXI

Los distintos formatos en los que se editan los libros hoy en día facilitan la lectura. Un libro electrónico o una tablet son herramientas para poder disfrutar de cualquier obra. Afortunadamente, la juventud parece haberse enganchado a la lectura.

Sagas como la de Eclipse o Harry Potter han provocado que millones de lectores jóvenes comiencen a disfrutar de una novela que, a buen seguro, les llevará a otras.

Leer es síntoma de querer ser algo más. De querer investigar, sabervivir aventuras imposibles. De ser el protagonista de nuestro tiempo de ocio. De desear disfrutar con la palabra escrita.

La importancia de la lectura, por los motivos arriba indicados, es inabarcable. Lea, recomiende a los que le rodean, sean niños o mayores, que lo hagan. Más tarde o más temprano se lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *