Importancia de los minerales


Por mineral se define a una sustancia inorgánica, sólida que se forma de manera natural y que presenta una composición química definida, con una disposición ordenada de los átomos que la constituyen. En ocasiones estos son capaces de desarrollar superficies planas que se denominan caras. Si el mineral crece sin interferencias exteriores da lugar a formas geométricas características que se denominan cristales.

Minerales – Fuente: Public Domain Pictures

Existe una gran variedad y con mucha frecuencia se descubren nuevos. No todos son igual de abundantes ni de comunes. Existe una clasificación de estas sustancias relativa a su composición química. De esta manera se agrupan en minerales de silicato o minerales no silicatos. Otras clasificaciones se realizan en función de sus propiedades físicas.

Este tipo de sustancias presentan una importancia significativa tanto desde el punto de vista de la fabricación de productos, como desde la vida de los seres vivos. Sus aplicaciones son muy numerosas. Y su presencia en el organismo es vital para que su funcionamiento sea correcto y no se padezcan determinadas enfermedades.

Importancia de los minerales

La importancia de estos radica en la gran cantidad de aplicaciones que presentan en muchos campos de la vida. Estas sustancias tan especiales que proporciona la naturaleza se emplean para fabricar una gran cantidad de productos en la era moderna. Muchos de los objetos de la vida cotidiana se producen a partir de algún tipo de mineral, por lo que su presencia en la vida es de gran relevancia.

Así, por ejemplo, el vidrio es un claro ejemplo de ello. El vidrio se fabrica empleando distintos tipos de cuarzo y silicatos. Este material tiene una gran cantidad de aplicaciones, aspecto que demuestra la importancia que tienen.

En campos como la agricultura estas sustancias también resultan de gran utilidad. De este modo, los fertilizantes o abonos empleados para favorecer el crecimiento de los cultivos contienen nitratos y fosfatos, sin los que esta actividad necesaria para la supervivencia, no podría realizarse.

Otro ejemplo de la relevancia de estos en la vida es el yeso. El yeso está constituido por un mineral, el sulfato cálcico. Sin este material la construcción no sería posible, por lo que el mineral que lo constituye presenta una influencia muy importante en la vida de los seres vivos.

Las piedras preciosas como el diamante, el rubí o el topacio son minerales empleados en la fabricación de joyas. Presentan una gran importancia para la economía de los países, dado que muchos productos comerciales son minerales. En muchos aspectos de la vida estas sustancias están presentes y sin ellos muchas cosas no podrían realizarse tal y como se conocen hoy día.

Importancia de los minerales para los seres vivos

Del mismo modo que los minerales son importantes para muchos aspectos de la vida, su presencia en el organismo es vital para gozar de una buena salud. Son sustancias tan importantes como las vitaminas. El organismo no puede fabricarlos por lo que necesita ingerirlos en forma de suplementos nutricionales.

Estas sustancias en el organismo se encuentran combinados de una forma compleja formando lo que se denomina quelatos. Estas sustancias se ingieren en forma de complejo orgánico que puede emplearse directamente por el cuerpo. Pero muchas veces la ingesta de estos complejos no es suficiente para cubrir las necesidades que el organismo tiene.

Este es el caso del hierro, el magnesio, el calcio o el cromo que tienden a aparecer en concentración inferiores a las recomendadas en algún momento de la vida. La cantidad de estos nutrientes que aportan los alimentos puede resultar insuficiente para el correcto funcionamiento del cuerpo.

En ocasiones es necesario recurrir a suplementos alimenticios para cubrir las necesidades de estos nutrientes. Una cantidad insuficiente de los mismos puede provocar problemas de salud importantes como enfermedades cardíacas o la arteriosclerosis. La ingesta excesiva de estos tampoco es recomendable. Es necesario un equilibrio para que su presencia en el cuerpo sea la adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *