Importancia de la planificación


La planificación es un proceso que permite definir metódicamente actividades, espacios, responsabilidades y tiempos, para el logro de los objetivos de cualquier organización, institución o persona.

Planificar significa proyectarse al futuro desde el presente, decidiendo anticipadamente qué hacer, cuando hacerlo, cómo hacerlo y quién lo va a hacer, en un proceso reflexivo y de acción orientado siempre a la consecución de alguna meta o la realización de un proyecto.

Planificación – Fuente: Pixabay

Como disciplina, planificar consiste en pensar sistemáticamente para prever y crear el futuro, por lo cual es una forma de desafiar el azar y la inercia del mundo. Así entendida, como forma de explorar y explicar las distintas posibilidades en relación a un proyecto, puede aplicarse a cualquier actividad humana.

Ya se trate de la gestión de una institución pública o una empresa, de las vacaciones familiares o de las actividades cotidianas de una persona, la planificación es inherente a casi todas las labores típicas de la vida moderna. De ahí, su presencia y ejercicio en todas las instancias de toma de decisiones.

Asociada al pensamiento estratégico, todas las variantes o aplicaciones de la planeación comparten elementos como el diagnóstico, los objetivos, las actividades o tareas, los recursos, los indicadores, el espacio, los tiempos de ejecución y los responsables de realizar las acciones; siempre con el objetivo de alcanzar las metas eficientemente.

La planificación familiar

El ejercicio de planificar tiene en la familia uno de sus espacios de acción más importantes, porque permite a las parejas determinar el número de hijos que tendrán, y el intervalo de tiempo entre los embarazos, en función de los recursos disponibles y el contexto social. Por lo general, esto se logra con el uso de métodos anticonceptivos.

En este sentido, el diseño de proyectos de vida familiar trae múltiples beneficios a las parejas, al promover la autonomía y el bienestar de las mujeres, evitando los embarazos no deseados y fomentando la salud y el desarrollo de la comunidad y la sociedad en general.

Importancia de la planeación estratégica

El plan estratégico es una metodología difundida ampliamente tanto en el universo privado como en el público. Consiste en el diseño de una hoja de ruta, guía para la acción o herramienta de medición, que favorece la dirección de instituciones o empresas, definiendo claramente su misión, visión, objetivos, valores y propósitos.

Asimismo, la realización del análisis estratégico permite visualizar las oportunidades y fortalezas de la institución o persona, así como las debilidades y amenazas, siempre con el objetivo de proyectar de la mejor forma hacia el futuro los propósitos de la entidad. También, el buen plan puede incluir la estructura organizacional, la estrategia de marketing y el balance contable.

Su rol en las finanzas

Cuando se trata de gestionar eficientemente los recursos económicos, resulta determinante la planificación financiera. Esta permite, tanto a las empresas como a las personas, tomar las decisiones más sensatas respecto a la utilización del dinero, a fin de alcanzar las metas planteadas.

Así, elaborar un plan financiero permite tomar las mejores decisiones respecto a cuanto invertir y donde, en qué gastar o cuánto ahorrar, con el fin de obtener los resultados más beneficiosos. En consecuencia, este es el tipo de planificación en el cual la disciplina cobra mayor importancia, considerando el riesgo que significa para cualquier plan el surgimiento de imprevistos.

La planificación urbana

Frente a los desafíos de expansión de las grandes ciudades modernas y el eventual surgimiento de las nuevas urbes, resulta determinante la aplicación de planes sistemáticos que permitan a los nuevos urbanismos estar preparados para el crecimiento y la seguridad de sus ciudadanos, en un marco que favorezca las buenas relaciones sociales y económicas.

Este tipo de planificación está bastante ligado a las políticas públicas y a la gestión de los territorios por parte de las autoridades, donde los ciudadanos desempeñan un rol importante en el diseño de las políticas más adecuadas a las condiciones de cada región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *