Importancia del proceso administrativo


El proceso administrativo es el conjunto de acciones que sientan las bases del funcionamiento de toda empresa. Incluyen una gran cantidad de tareas como son la elaboración y control de los datos relativos a la empresa. Estas acciones son fundamentales para el desarrollo de nuevas campañas que permitan un crecimiento adecuado o un plan para conseguir nuevos ingresos.

Proceso administrativo – Fuente: Public Domain Pictures

Este proceso en una empresa debe contemplar la organización, planificación, dirección y control de los distintos procesos involucrados en la misma, para conocer exactamente la situación de la empresa. Mediante el uso de recursos humanos, materiales, financieros y tecnológicos las empresas pueden disponer de datos reales de la empresa que les ayuden a tomar decisiones para el futuro de la misma.

Importancia del proceso administrativo

Uno de los factores que demuestra la importancia de este proceso para las empresas es su universalidad. El proceso administrativo emplea signos, expresiones y documentos que pueden ser entendibles independientemente del idioma, cuentan con elementos comunes que los hacen universales.

Este proceso ayuda a la empresa a conocer su estado real, para poder orientarse hacia el futuro. El conocimiento de la situación que se vive en una empresa permite determinar qué camino es el más adecuado de ahora en adelante para poder alcanzar el éxito. Además, permite evitar posibles problemas dado que proporciona datos de los recursos de los que dispone la empresa para hacer frente a dichos problemas.

Permite administrar todas las tareas importantes en la empresa. Gracias a él es posible planear, organizar, coordinar, controlar y dirigir las distintas funciones técnicas, comerciales, financieras, de seguridad y contables que componen la empresa. Las funciones administrativas integran todas las demás funciones coordinándolas y debe siempre estar por encima de las demás.

El proceso administrativo es imprescindible para hacer funcionar una empresa. Se encarga de guiar y orientar al personal de la misma basándose en sus cualidades personales. Es un medio para poder decidir sobre el futuro de la empresa. Conociendo las funciones que desempeña cada persona en la empresa es posible realizar planes para conseguir mejorar los resultados obtenidos.

Fases que componen el proceso administrativo

La primera fase de este proceso se conoce como planeación. Consiste en fijar los objetivos que se quieren alcanzar. Se identifican las condiciones y suposiciones bajo las cuales puede realizarse el trabajo, se realiza un plan para conseguir dichos objetivos y se anticipan los posibles problemas que puedan aparecer. Gracias a este paso se fija el camino de acción que debe seguirse.

La siguiente fase se conoce como construir. Consiste en proveer a la empresa de todo lo que necesite para conseguir el objetivo marcado. Este aspecto se refiere tanto a aspectos materiales como humanos. Proveer a las empresas de materiales adecuados o de personas capacitadas es un requisito para alcanzar los objetivos marcados.

El siguiente paso en este proceso se denomina organización. Consiste en estructurar e integrar los recursos. Por ejemplo, un factor importante en este aspecto es la división del trabajo para conseguir un mejor funcionamiento de la empresa.

Dirigir es el siguiente paso en este sentido. Cosiste en guiar y orientar al personal para que alcance los objetivo marcados inicialmente. La toma de decisiones es de vital importancia para la administración dado que pone de manifiesto el grado de éxito o fracaso de las personas. La unión de todas estas fases hace posible que la empresa funcione.

Aspectos que definen un administrador de empresas ideal

Este proceso presenta una gran importancia en la dirección y funcionamiento de las empresas. Por ello debe tenerse en cuenta que el administrador de empresas debe presentar un perfil adecuado que permita alcanzar los objetivos marcados.

De esta manera, debe contar con un espíritu desafiante con una gran tendencia a la planificación y proyección. Debe mostrar un perfil de liderazgo y organización importantes para poder impulsar e integrarse en las funciones del proceso administrativo. Debe ser capaz de defender el control realizado, así como la metodología utilizada para afrontar la situación que se vive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *