Importancia de las relaciones públicas


Relaciones públicas se podría definir como las actividades que se llevan a cabo para promocionar la actividad de una empresa. La idea que subyace es la de promover, de forma positiva, los servicios y productos de un negocio y mejorar su reputación a todos los niveles.

Relaciones públicas – Fuente: Pixabay

Los destinatarios de las acciones del departamento de relaciones públicas de una empresa son los clientes, las instituciones y la sociedad. De sus acciones dependerá el éxito empresarial de cada iniciativa de este tipo que se lleve a cabo.

Este departamento tiene una serie de herramientas y recursos varios para poder lograr el antedicho objetivo con cierta facilidad.

A continuación intentaremos glosar estos elementos así como dar un punto de vista objetivo sobre estas actuaciones.

Las relaciones públicas y su influencia en los clientes de una empresa

Usted es ya cliente de alguna empresa y es más que probable que haya sido destinatario de alguna que otra campaña de relaciones públicas. Hay que distinguir la simple publicidad de un nuevo servicio o producto de este tipo de actuaciones.

Sí se enmarcaría en este ámbito, por ejemplo, una invitación a un evento especial o una simple carta agradeciéndole su fidelidad como cliente. Este tipo de actuaciones convierte a cada persona en alguien que se siente cuidado por esa empresa.

En muchas ocasiones se opta por la frialdad empresarial en la que las empresas parecen conseguir sus beneficios de manera mágica. El cuidar a un cliente supone un plus que esa empresa tendrá para mejorar su efectividad y ganar a la competencia.

Seguro que le viene a la mente cómo se comunica con usted cierto centro comercial con décadas de existencia en España o el tipo de textos que usa cierta empresa cafetera para agradecerle sus compras. A esa actitud nos venimos refiriendo.

Las relaciones públicas y la reputación de una empresa

Si usted va a comprar algo a un negocio determinado puede ser tanto porque le interesa el precio como por la imagen que tiene de ese negocio en la mente.

Lógicamente, la publicidad y el marketing le dan forma a nuestra opinión pero no es menos cierto que las relaciones públicas son fundamentales para lograr cambiar la reputación empresarial.

Piense en una empresa que hace eventos culturales, patrocina actividades de nuestro interés o dona dinero a ciertas asociaciones. Seguramente logrará convertirse en una empresa positiva para usted por estos motivos.

La idea no es montar campañas exclusivamente para vender algo sino también hacer algo gratis que genere interés, que acerque a los clientes y que termine repercutiendo en los beneficios.

¿Una empresa sin relaciones públicas?

Solo tiene que darse una vuelta por su barrio para obtener la respuesta a esta pregunta. Seguro que hay negocios que llevan años en el mismo lugar y que con una mínima renovación cada cierto tiempo parecen cumplir el expediente.

También hay grandes empresas que optan por la ausencia total de este tipo de actuaciones. Las consecuencias de esta insensatez se ve directamente en su cuenta de resultados y en la bajada alarmante de clientes.

Optar por no mimar al cliente, por no invitarle a algún tipo de acto, por no premiarle tras años pagando religiosamente, por citar algunas medidas, produce la marcha inmediata de ese cliente hacia la competencia.

En el departamento de relaciones públicas y en las acciones que emprendan reside el futuro comercial de una empresa. De ahí su importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *