Importancia de la tecnología


La tecnología consiste en un conjunto de conocimientos y técnicas que se aplican sistemáticamente en el diseño y desarrollo de instrumentos y dispositivos, con el objetivo de adaptar o transformar el entorno y satisfacer necesidades prácticas.

Tecnología – Fuente: Pixabay

Desde épocas remotas, el ser humano ha tenido la necesidad de transformar el ambiente natural para sobrevivir y mejorar sus condiciones de vida. Así, desde la invención del fuego, el hombre ha concebido infinidad de sistemas que le han permitido progresar en su forma de alimentarse, protegerse, desplazarse, vestirse o fabricar nuevos artilugios de utilidad.

Históricamente, el avance de la técnica moderna ha estado estrechamente relacionado con el desarrollo del conocimiento del mundo. Así, la mejora tecnológica siempre ha ido de la mano del progreso de la ciencia, y esta a su vez ha sido posible gracias a la mejora continua de los equipos y sistemas tecnológicos.

La tecnología moderna y la economía

Los cambios de las formas de producción y la dinámica económica mundial han sido el resultado de los cambios tecnológicos. Por ejemplo, la Revolución industrial nace cuando se incorporó una nueva tecnología (la máquina de vapor) al transporte y los procesos productivos. Esto significó un impulso poderoso para la economía, la cual se transformó radicalmente con impacto global.

Durante el siglo XX, el vínculo entre economía y cambio tecnológico fue el protagonista de la globalización, la cual fue posibilitada por la modernización continua de los transportes, fuentes de energía y comunicaciones. Posteriormente, con la Revolución informática y el surgimiento de Internet, sobrevino otro cambio radical en la economía mundial, siempre con la tecnología en el centro del proceso.

Hoy en día, la fortaleza de una economía está relacionada con el desarrollo tecnológico, dado el papel de este en la mejora de las infraestructuras, el comercio, educación, comunicaciones y actividades de investigación. Por esta razón, la competitividad y productividad, hoy están relacionadas con el empleo de las mejores tecnologías.

Importancia en las comunicaciones

La llamada Sociedad de la Información ha sido posible gracias a la Revolución tecnológica que dio origen a las tecnologías de la información y la comunicación. Se trata quizá de uno de los procesos más importantes que haya vivido la humanidad desde la invención de la imprenta.

Con el advenimiento de la Internet y la telefonía móvil, el impacto y las aplicaciones se multiplicaron, influyendo en prácticamente todos los espacios y aspectos de la vida cotidiana. Actualmente, la sociedad vive en la era informacional, disfrutando de sus beneficios y asumiendo sus desafíos, en un mundo interconectado como nunca antes en la historia.

Desarrollo tecnológico y educación

El campo educativo ha sido uno de los grandes beneficiados del progreso técnico. Específicamente, las herramientas que brindan las TIC, han estimulado y mejorado la enseñanza, permitiendo ahorrar tiempo, optimizar los métodos de estudio, facilitando el aprendizaje y mejorando así la calidad de vida de la gente.

Además, estos cambios han contribuido a democratizar el acceso a la educación, además de promover el crecimiento profesional de los educadores. Así, organismos como la Unesco, han diseñado estrategias de amplio alcance para promover las TIC en la educación, centrándose en aspectos como la calidad y la integración.

Salud y nuevas energías

El aporte del avance tecnológico al campo de la medicina y la salud ha sido bastante notable. Por ejemplo, el desarrollo de equipos médicos de alta complejidad para realizar diagnósticos precisos, la robótica aplicada a la cirugía y, de la mano de las TIC, la telemedicina, dan cuenta de los grandes beneficios que la tecnología ha brindado a la salud.

Por su parte, el sector de la energía ha dependido históricamente de los progresos científico-técnicos para su evolución. Desde el vapor, los combustibles fósiles y la energía atómica, hasta las energías alternativas como la eólica o solar, el funcionamiento del mundo depende en gran medida de sistemas y máquinas, que han sido producto de la técnica y la investigación científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *