Importancia del trabajo


El trabajo define la ocupación que las personas desempeñan como medio para obtener un beneficio económico que les permita vivir. El trabajo es la forma de vida por excelencia. Es el medio por el cual se puede optar a alcanzar un cierto nivel económico. Constituye la manera por la cual las personas intercambian su saber hacer, sus conocimientos por dinero. Es el medio por el cual las personas se sienten realizadas, la ocupación que mueve el mundo.

Trabajo – Fuente: Public Domain Pictures

El inicio de esta actividad como forma de conseguir algún beneficio  a cambio de bienes se puede fijar a mediados del siglo XIX. En ese momento aparece el trabajo asalariado que reemplaza la esclavitud que era la única forma de trabajo que se conocía hasta el momento. Este esfuerzo físico o mental se había considerado siempre como una actividad despreciable destinada a las clases más bajas.

Importancia del trabajo en la sociedad

Debido a la gran cantidad de tiempo que se dedica cada día a desarrollar esta actividad que proporciona una cierta remuneración, constituye una de las acciones más importantes de la vida de los seres humanos. Su importancia radica en que es el medio que permite satisfacer las necesidades económicas de las personas. La vida se basa en disponer de un cierto nivel adquisitivo y el desarrollo de esta actividad es el único medio para poder alcanzarlo.

Trabajar forma parte de la vida de las personas. El hombre está creado para ello. Trabajando los seres humanos desarrollan su personalidad, aprenden a afrontar problemas, a desenvolverse en un medio diferente al de su hogar, a superarse.

Este concepto tiene importancia también desde el punto de vista psicológico. Una persona alcanza un realizamiento personal cuando trabaja. Trabajar implica una manera de ocupar el tiempo, de que las personas se sientan útiles y sientan que están aportando algo a la sociedad en la que vive. Es el medio para conseguir reconocimiento laboral, la manera de que las personas sean valoradas por sus conocimientos y su manera de hacer las cosas.

La suma de todos los trabajos realizados es el motor para que la sociedad avance. El desarrollo de un país, su progreso está íntimamente relacionado con esta actividad. Gracias a él las personas pueden disponer de ingresos con los que adquirir cosas. Si existe demanda de productos, las empresas deben fabricar más, aspecto que genera más empleo. De esta manera se pone en funcionamiento la economía de un país y por tanto su desarrollo.

Responsabilidad de los distintos países

Cuando una persona carece de empleo se dice que está en situación de paro. En esta situación la persona se siente vacía, sin nada que hacer y con lo que llenar todas las horas del día. Supone un tiempo de angustia dado que la persona no tiene opciones de realización. Es una de las peores cosas que pude sucederle al ser humano.

Los distintos países tienen la responsabilidad de poner los medios necesarios para que los empresarios creen puestos para las personas. Deben tratar de asegurar el bienestar laboral de sus habitantes dado que de ello depende el propio bienestar de sus habitantes.

Trabajar es el medio que tienen las personas para subsistir. Para poder optar a adquirir productos de primera necesidad como ropa o alimentos, las personas necesitan dinero y la única manera de conseguirlo es trabajando. Debido a esta enorme importancia debería asegurarse su disponibilidad a todas las personas.

De manera lógica, el empleo que cada persona desempeñe debería estar directamente relacionado con los conocimientos de la misma. De esta manera, aquellos empleos más importantes, con mayor grado de responsabilidad deberían estar limitados a personas con una formación adecuada para ello. Los trabajos más rutinarios y repetitivos, donde no es necesario poseer una determinada formación deberían estar enfocados para personas que no hayan recibido dicha formación.

El tipo de empleo desempeñado define el estatus social

La sociedad está construida de manera que el empleo que cada persona desempeña se usa para su clasificación. Se posicionan a las personas en diferentes niveles sociales atendiendo al empleo que posee. Si es cierto que en función de dicho empleo el poder adquisitivo obtenido varía, en ocasiones no es éste el factor que determina esta disgregación social.

Existen empleos que se consideran de mayor relevancia que otros. Es por ello que esta actividad imprescindible para la supervivencia también presenta influencia en el lugar que se ocupe en la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *