Importancia del voleibol


El voleibol es un deporte muy popular que viene a hacer las veces de entretenimiento, preparación física y estímulo mental. Visto desde fuera parece sencillo pero ganar un partido es el resultado de una estrategia en la que cada jugador hace un papel determinante.

Voleibol – Fuente: Pixabay

Como deporte que es, aporta grandes beneficios a la salud. En muchos países es uno de los deportes más practicados gracias a la facilidad para jugar un partido. Una red, un balón y dos equipos son suficientes para comenzar a disfrutar.

Es también uno de los deportes más solidarios que existe. No se puede conseguir un tanto sin la participación de otros miembros del equipo. Todos deben jugar al unísono para lograr la victoria.

A continuación intentaremos desglosar tanto los beneficios para la salud de este deporte como su uso terapéutico.

Beneficios para la salud del voleibol

Al ser una actividad que exige moverse de forma continua por la cancha se fortalece el sistema muscular. Brazos y piernas se desarrollan fácilmente. Los huesos, músculos y articulaciones se fortalecen tras los clásicos saltos que hay que dar para jugar correctamente.

Igualmente, mejora la agilidad y la elasticidad. También supone una interesante manera de aumentar los reflejos. Es una buena manera de proteger la salud cardiovascular y de evitar acumular grasa de forma excesiva.

A nivel mental también se refuerzan las estructuras cerebrales al tener que diseñar las jugadas prácticamente al momento. Es reseñable también su papel integrador. Formar parte de un equipo ayuda a sentirse realizado, a lograr un objetivo común.

El voleibol es, por lo tanto, un deporte completo que sirve para sentirse bien física y mentalmente.

Uso terapéutico del voleibol

En algunos países centroeuropeos han optado por la adaptación de los campos de juego para que todo tipo de pacientes puedan jugar a este deporte.

De hecho, en los juegos paralímpicos se observan equipos en los que a los jugadores les falta algún miembro del tren inferior.

Lo mismo sucede en casos de pacientes con retraso mental o diversos problemas físicos. Las endorfinas que produce la práctica de este deporte son más que valiosas para mejorar la autoestima de estas personas.

De nuevo la pertenencia a un equipo, la estrategia, el pensar en una jugada, la actividad física y todo lo que ello conlleva convierten al voleibol en un deporte único.

El voleibol como factor educativo

Será por la suavidad de los movimientos, por la intervención de todos los componentes del equipo o por otros motivos pero el voleibol educa más que otros deportes más rudimentarios como el fútbol.

Casi cualquier estudiante puede jugar sin demasiados problemas. Un partido es fácil de organizar y los valores éticos que se aprenden durante el juego repercuten en la formación de cada persona implicada.

La importancia de este deporte a los niveles arriba reseñados se complementa con este último aspecto. Extrapolando un poco las sensaciones se podría afirmar que un partido es casi una representación de la sociedad.

Si cada uno no hace su papel y no sigue adelante con una estrategia común parece imposible llegar a una meta. Tan básico deporte escondía todos estos secretos que esperamos haberle desvelado para que comience a verlo con otros ojos y siempre valorando su papel en la evolución personal de cada uno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *